Hoy Se Cumplen 30 Años Del Desalojo Del Conventillo Del Medio Mundo

Carnaval del Uruguay Foros Historia e Historias del Carnaval Uruguayo Carnaval 2009 Hoy Se Cumplen 30 Años Del Desalojo Del Conventillo Del Medio Mundo

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 0 mensajes y lo actualizó avatar carnavalera hace 11 años.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #24821
    avatar
    carnavalera
    Participante

    Medio_Mundo_1.jpg Escribe Guzmán Ramos (desde la redacción de Últimas Noticias)
    Una llamada, o un desfile de tambores, banderas, lunas y estandartes supone un festejo o un ritual para quienes hacen del ritmo del candombe una vivencia.
    Sin embargo, hoy se Cumplen 30 años de la “Llamada Tristeâ€, o “La Última Llamada del Medio Mundoâ€, realizada el 3 de diciembre de 1978, dos días antes del desalojo del Conventillo de Cuareim, cuna de la cultura afro en uruguay durante más de 90 años.
    ORIGEN – La construcción del Medio Mundo data del año 1885, como un lugar al que llegaban inmigrantes europeos y de recursos precarios. Con el tiempo se transformó en uno de los centros más importantes de producción cultural de la cultura afro en Uruguay, conjuntamente con los conventillos de Ansina (Reus al Sur) demolido un año después, y Gaboto (destruido 13 años antes).
    Según recuerda la historiadora Milita Alfaro Cuareim “fue construido con los intereses inmobiliarios de un Montevideo en expansión, como lugar provisorio para aquellos europeos que llgaban sin recursosâ€.
    Es recién “en las primeras décadas del XX, que comienza a tomar contacto con los afroamericanos, que serían con el patriarcado de la familia Silva, quienes guiaron sus destinos hasta su demolición.
    Es por eso que, a pesar de no estar latente en el recuerdo, al edificio que estuvo durante 93 años en Cuareim 1080 también se le llamo “El conventillo de Wanderersâ€, por su mixtura de blancos y negros o “el conventillo de Risso†en alusión al constructor de la imponente fachada de 55 piezas, 4 baños y un aljibe.
    YACUMENZA – Una vez constituido como referente de la negritud, el conventillo albergó también al arista plástico Carlos Páez Vilaró que pintó durante varios años los tambores de la comparsa Morenada y utilizó una de las piezas arrendadas por Juan Angel “Cacique†Silva como su atelier: El Yacumenza.
    El aljibe, el corredor del patio, la escalera de hierro que desembocaba en aquel altillo y la sala fueron citados con frecuencia en varias composiciones candomberas de las comparsas Morenada, Fantasía Negra, o Los Pobres Negros Cubanos febrero tras febrero.
    “Yacumenza†era también el nombre con el que una inquilina bautizó al cuadro de fútbol, deformando la expresión “ya comienzanâ€, en alusión al toque de los negros del tambor.
    Según Waldemar Cachila Silva, la vida en el Medio Mundo “era normal, sólo que en una casa grande, convivíamos negros, españoles e italianosâ€.
    Milita Alfaro describe a Cuareim y Ansina como “las dos catedrales del Candombeâ€, pero fue el Medio Mundo quien dio sus hijos más pródigos.
    Cachila Silva recuerda a los candomberos Denis Andrade, Juan Angel, Wellington y Raúl Silva (fundadores de Morenada en 1953), Paco Aparreño Lágrima Ríos, Rosa Luna, Carlos Ferreira, los hermanos Martirena y Esther Fernández como “ hacedores de la UNESCO del conventilloâ€, por sus implacables méritos como “tocadores, guitarristas, bailarines y personajesâ€.
    IMAGINARIO – De la misma manera que la zona costera representaba un lugar marginado en el imaginario de quienes pensaron la ciudad de Montevideo a principio de siglo, adonde se confinaban aquellas expresiones mal vistas por el poder, “la zona adquirió una revalorización simbólica en la mitad del siglo XX, que disparó el valor inmobiliario que adquirió toda la franja costeraâ€, comentó Alfaro.
    Los negros, con sus prácticas y costumbres ahora debían ser barridos de esa zona; conjuntamente con sus rituales y sonidos ancestrales de tribus descendientes de congo, mozambiques y benguelas.
    DEMOLICIÓN – El 5 de diciembre fue desalojado el conventillo, y sobre sus ruinas se construyó uno de los mitos urbanos de mayor potencia, que trascienden a la cultura afroamericana.
    Fernando Rius, dirige de semiótica de la Universidad Ort y entiende que además “de la lógica de los regímenes militares de destruir todas las expresiones de cultura autóctonas, la aniquilación del conventillo expuso el desinterés de la clase política por el patrimonio simbólico de una sociedadâ€. Para Ríus con la destrucción del Medio Mundo “se fue un símbolo de tolerancia, diversidad y cosmopolitanismo instalado en el imaginario colectivo uruguayo, que además expresa la naturaleza aluvional de nuestra población.â€
    A su vez para Milita Alfaro la demolición del Medio Mundo es coherente con un viejo proyecto del poder de “entender la uruguayez a través de la negación de lo diverso, ya que “como ejemplo el viejo trazado de la rambla sur, elimina toda la zona del ´bajo´ que quedó confinada como zona oscura y de prostíbulos.
    En la práctica los viejos moradores del conventillo fueron trasladados hacia otras zonas periféricas y muy pocos han podido regresar con el correr del tiempo, más allá que los barrios Sur y Palermo siguen siendo en la actualidad referentes de Candombe y cultura afroamericana.
    ACTUALIDAD – Actualmente, del Medio Mundo no han quedad más que elementos simbólicos, e incluso algunos de ellos están parcialmente destruidos.
    La historiadora comenta que “aún no hay conciencia del valor que representa Cuareim para los negros†aludiendo a la experiencia de pasar por la puerta y encontrarse con la chapa que indica otro nombre de calleâ€.
    Rius, en cambio, opina que “los procesos tecnológicos no han podido imponerse a la racionalidad crítica que representa el Medio Mundo, ya que el candombe y su universo simbólico se ha resignificado a partir de ese ´lugar de martir´ asignado por la realidad de los hechos”.
    Al día de hoy, en Zelmar Michellini 1080, existe un edificio que intenta recobrar aunque sea la mística del Medio Mundo, pero que a diferencia de las 55 salas originales, ahora hay 44 apartamentos, y las dificultades económicas impidieron montar el mural de Carlos Páez Vilaró y reconstruir su aljibe.
    Sobre las ruinas del viejo Medio Mundo y tras haber solucionado los “problemas†de adjudicación de las viviendas, ahora habitan una familia con su hijo, un servicio de vigilancia, y un perro, aguardando la pronta inauguración del edificio.

    Fuente: Colados al Camión

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

El debate ‘Hoy Se Cumplen 30 Años Del Desalojo Del Conventillo Del Medio Mundo’ está cerrado y no admite más respuestas.