Carnaval del Interior

Fallos de las Llamadas de Ciudad de la Costa 2019

Esta publicación es antigua. Usa el buscador o vuelve al inicio y busca la información actualizada. Gracias!

La ganadora del Desfile Oficial de Llamadas en Ciudad de la Costa 2019 fue la comparsa de Las Piedras Candonga Africana. En segundo puesto se ubicó Umbelé de Malvín y el tercer lugar fue para la comparsa Sonidanza de La Paz.

RESULTADOS

  1. Candonga Africana – 366 puntos
  2. Umbelé – 335 puntos
  3. Sonidanza – 324 puntos
  4. Kalumkembé – 320 puntos
  5. Tronares de Salinas – 319 puntos
  6. Candombe Arena – 318 puntos
  7. Luna Morena – 296 puntos
  8. Bantu k’ndombe- 296 puntos
  9. Lonjas San Marcos – 289 puntos
  10. Alma Negra – 280 puntos
  11. Juwaca – 271 puntos
  12. Yumama – 252 puntos

MENCIONES ESPECIALES

  • Mejor cuerda de tambores: Candonga Africana
  • Mejor cuerpo de baile: Candonga Africana
  • Mejor Vedette: Sonidanza
  • Mejor bailarin: Tronares de Salinas
  • Mejor cuadro de banderas: Candonga Africana
  • Mejor porta estandarte: Tronares de Salinas
  • Mejor pareja de Gramillero y Mama Vieja: Kalumkembé
  • Mejor cuadro de trofeos: Sonidanza
  • Mejor escobero: Candombe Arena
Llegaron aquí buscando: llamadas de la costa 2020

Comentarios Facebook

7 comentarios

Click here to post a comment

  • Umbele participó en las llamadas de la costa por salir primero en la prueba de admisión xa las llamadas de isla de flores.
    A partir de este Año e que salga en esa posición se gana el derecho a participar en las llamadas de la costa.

    (2)
    • Son llamadas DE LA COSTA. Canelones. Interior. Entiendo que comparsas de otras ciudades puedan participar de la fiesta en calidad de invitadas, pero no que concursen. Si no pertenecen al Interior, no tienen derecho a concursar.

      (-4)
      • Yo no creo q sea tan asi… Tan tajante… Imaginate q entonces con ese criterio no deberían participar las del interior en Montevideo. De hecho Candonga no salió mal ubicada por nombrar una de canelones y ni te digo Uráfrica… cuarta.
        En el interior la mayoría de los concursos y desfiles invitan a competir conjuntos de otros departamentos. Sinceramente no entiendo tu xenofobia entre vecinos y carnavaleros. Si es por temor a que presenten mejores espectáculos, eso lejos de ser malo es muy positivo, te obliga a hacer las cosas mejor y a la mayoría de los artistas eso les gusta y le sirve.

        (3)
        • No soy xenófoba. Es sólo que creo que debe de competirse en pie de igualdad.
          Y creo que se te olvida -o no conoces- una realidad que maneja totalmente el “hacer las cosas mejor”, y es la realidad económica. Por ejemplo, uno de los rubros que incrementa el puntaje corresponde al vestuario. Y no es lo mismo encargar atuendos ya hechos y de la misma calidad para todos los integrantes de una comparsa, o tener el dinero necesario para hacerlos confeccionar por profesionales, que tener que arreglárselas con escasos fondos y una hechura casera. El resultado no será igual. Y por más que haya esfuerzo y trabajo y garra, aunque haya calidad en ese trabajo, poco va a notarse debiendo competir con grupos que, además de bien vestidos, seguramente no andaban consultando su monedero a ver si les alcanzaba para ir a ensayar… Además de que los maestros, sea de percusión o de danza o de coreografía, también cuestan lo suyo… Es una realidad que se da. Y me parece injusto que grupos bien preparados (que también en el Interior los hay, lo reconozco) concursen junto a los que pueden menos.
          Es verdad que Candonga participó en las llamadas de Montevideo. Tenía lo que se necesitaba para hacerlo. (No sabía de la participación de Uráfrica, y desconozco por completo la realidad de Durazno.) Se me ocurre que, para no caer en lo que tú llamas xenofobia, podría comentar que tal vez fuese mejor implementar, a futuro, una división de las comparsas en categorías, así la competencia o el concurso se haría en igualdad de condiciones (materiales, o económicas) y quedaría más en relieve el real trabajo de cada conjunto.
          Así funciona en Brasil con las Escolas de Samba.
          Y, carnaval aparte, así también funciona el fútbol mundial.

          (1)
          • Yo no comparto tu opinión pero naturalmente la respeto. Y tomo tu ejemplo del fútbol; Tu imaginate lo que debe ser para la gente de Torque o de Rampla por nombrar 2 instituciones cualquiera, enfrentarse al presupuesto monstruoso de Nacional o Peñarol! Pero preguntale a cualquier jugador de ellos si no estan esperando el día de jugar con los grandes para tratar de arruinarles la tarde.
            Pero volvamos al Carnaval. Todo va en como se encare la participación de un conjunto. Si tu lo único que pretendes es participar del concurso con el objetivo único de ganar es una cosa y seguramente cuanto peores y mediocres sean tus rivales mucho mejor. Ahora si tu presentas un lindo espectáculo mas allá de la cantidad de plumas y lentejuelas por traje que tengas, en primer lugar lo disfrutas como componente del conjunto y en segundo lugar la gente lo disfruta. Que se yo si tomas el concurso por encima de lo festivo, del goce de participar siempre va a haber diferencias como las hay en todos lados. De todos modos ni siquiera fue una comparsa del “viernes”, fue la q ganó la Prueba de Admisión. Tampoco te creas q porque “son de Montevideo” tienen canilla libre de técnicos y dinero para trajes y componentes… De las 40 y pico de las llamadas de Isla de Flores, mas de 30 laburan como esclavos todo el año para presentar un buen espectáculo y todo sale de su propio esfuerzo… No sé q decirte entiendo q es difícil competir contra espectáculos mas maduros o contra comparsas q llevan muchos años trabajando, pero a la vista esta q igual q en las Llamadas de Montevideo el jurado vio mejor a Candonga que a Umbelé.

            (0)
  • Diego. Iba a dejarla acá, pero siento que si lo hago quedarán en la sombra algunas cosas que deben ser dichas. Creo que entendiste una parte de lo que yo planteaba, pues hablas de “enfrentarse al presupuesto monstruoso de Nacional o Peñarol”. No digo que haya comparsas que manejen “presupuestos monstruosos”, pero que hay enormes diferencias entre unas y otras, sí. Pero en algo te equivocas. Y es que no se trata de arruinarle la tarde a nadie. Se trata, en los casos que conozco, primero y razón de ser de una comparsa, de vivir el candombe, gozándolo cada integrante y permitiendo gozar a la gente que está ahí, acompañando, sea en un desfile oficial o en el ensayo por las calles del barrio, o en el desfile “de entrecasa” que hacen con todas sus galas para la gente de su barrio. Desde hace algunos años acompaño la trayectoria de un par de comparsas, y en conversación con una o con otra voy de a poco conociendo sus alegrías, sus tristezas, sus esperanzas…y sus necesidades. ¿Sabes qué me dijo un tamborilero el mentado viernes, el día del concurso? Dijo “el concurso apesta, la COMPETENCIA en sí apesta. Yo prefiero desfilar en la Barra (Barra de Carrasco, por Camino Carrasco, acoto) donde no hay concurso ni jueces, sólo la gente, y si veo a un niño me detengo y toco para él, para que viva ese momento y lo recuerde después”. Porque el carnaval es para eso, para vivir a full el candombe. Pero tienen que participar también en los concursos, no sólo para vibrar con la gente sino para tratar de alcanzar un puesto más alto que el que tienen, pues necesitan en serio el dinero del premio, por más que éste sea menor que el de Montevideo o Durazno. ¿Y por qué apesta el concurso? Porque en él hay cosas raras, cosas que uno, la gente común, no se explica. El jurado, por ejemplo. La sola palabra “jurado” inspira respeto, y parece respirar probidad, ¿no es cierto? Pues el jurado del viernes, tan estricto en otros rubros, no se dio cuenta (ojalá haya sido eso) que la comparsa a la que otorgó el primer lugar desfiló con cinco tambores menos que el mínimo que exige (?) el reglamento de las llamadas…
    En fin. Por encima de lo festivo, como dices, o por debajo, como digo yo, hay cosas que no salen al tapete por más que todos las sepan. Hay pasos, maniobras, intentos de zancadillas…política, en definitiva. Como en todo, también en el carnaval. Pero así es la vida. Sólo que a uno (o una) le gustaría que no fuese así, que todo fuese más limpio y más igualitario. Como el espíritu del Carnaval.
    Gracias por haberme respondido, gracias por el diálogo.

    (1)
    • Es que yo entiendo que al final siempre hay injusticias que uno no espera que haya, y mucho menos en esto… yo te entiendo y los entiendo. A mi lo que me rechina y por eso respondí, es cuando el concurso contamina la fiesta. Y soy un defensor a rajatabla del concurso porque considero que esa competencia también lleva a lograr muchas cosas, pero -y me resulta difícil explicarlo escribiendo-, también estoy convencido de que las comparsas -en este caso- pero también sería aplicable a otras expresiones, no pueden ser en función del concurso. Deben ser en función de la música, del baile, de la alegría compartida. Vuelvo a decirte que me resulta difícil expresarlo de este modo y pido disculpas por eso. De todos modos, para mi quedó claro lo que expresás y te agradezco también el respeto con el que intercambiamos opiniones, que es algo que está quedando en absoluto desuso. Muchas gracias y a las órdenes.

      (1)